El Partido Popular quiere aprobar una enmienda que supondría la eliminación de la formación bonificada

Empresas como Nallam Formación se dedican a impartir cursos formativos de demanda para trabajadores. De esta manera, se rescata el crédito destinado a formación, por el que cualquier empleado dado de alta en la Seguridad Social en España tiene derecho a recibir formación gratuita en su puesto de trabajo. El coste de esta formación se deduce de los seguros sociales que las empresas pagan por cada empleado. Por tanto, es una compensación de una partida obligatoria que a cada trabajador se le retiene en su nómina.

En esta propuesta se hace referencia a la “Financiación de la Formación Profesional para el Empleo”, y pretenden eliminar el crédito mínimo de 420 euros que se aporta a las micropymes para este fin y acabar, por tanto, con la formación bonificada.

De salir adelante la enmienda, los más de 7.000 centros de formación existentes en España tendrían que cerrar y, con ello, se calcula que 28.000 personas engordarían las listas del paro.

AENOA, empresa especializada en la organización de Formación Continua Bonificada en colaboración con centros de estudios, está recogiendo firmas para que esta medida no se lleve a cabo.

Puedes apoyarla aquí:

http://www.change.org/es/peticiones/ministerio-de-empleo-mantener-el-actual-sistema-de-formaci%C3%B3n-continua-bonificada-formaci%C3%B3n-de-demanda-y-no-eliminar-el-cr%C3%A9dito-de-formaci%C3%B3n-de-420-euros?share_id=khgdnvFbfb&utm_campaign=twitter_link&utm_medium=twitter&utm_source=share_petition

 

 

Informáticos y profesionales del sector tecnológico, los más interesados en formarse

- Ampliar los conocimientos, ser más eficiente en las tareas diarias y reciclarse, son las principales razones para realizar formación.
– La formación en el empleo ayuda a mantener el puesto de trabajo y a desarrollar las funciones de manera eficaz.

Los empleados que se dedican a la informática o al área tecnológica de la empresa son los que más se preocupan por su formación. Así se recoge en el informe realizado por Nallam Formación, correspondiente al primer semestre, en el que se muestra que, de todos los profesionales que han realizado formación con el centro, el 56% se dedican a las nuevas tecnologías.
VMWare y Android son los dos cursos más realizados, “por la poca oferta formativa que existe y por la calidad del curso”, según Juan Jesús Pérez, uno de los alumnos del centro. Así, áreas tan actuales como la virtualización de servidores o las aplicaciones para dispositivos móviles y tablets son las más demandadas.
Eficiencia y ‘estar a la última’ en tu puesto de trabajo
Ampliar la preparación del trabajador, ser más eficientes o reciclar conocimientos son los principales motivos por los que los empleados deciden realizar un curso de formación en el empleo.
Las nuevas tecnologías avanzan a pasos agigantados, y el trabajador debe adaptarse a los nuevos tiempos para no quedarse obsoleto y aportar a la empresa valor, gracias al uso de los últimos avances en busca de la máxima eficiencia.
Por todo ello se hace cada vez más importante la formación en el empleo, para que los trabajadores sean profesionales competentes y capaces de desarrollar sus funciones de la mejor manera.

Todos estos cursos son subvencionados y no tienen coste ni para la empresa, ni para el empleado, por lo que el precio no debe ser un obstáculo en ningún caso.
Todos ganan
Se trata de un modelo de formación donde todos ganan: empresa, trabajador y clientes. La empresa, porque no invierte un euro en contar con profesionales cualificados; el empleado porque tiene la oportunidad de aumentar sus conocimientos de manera totalmente gratuita; y el cliente porque es atendido por expertos.
Fomentar la formación
La calidad de los servicios que ofrecen las empresas españolas es vital para la competitividad de nuestro país en tiempos de crisis. La formación de los empleados aumenta esa capacidad competitiva, y con el objetivo de fomentarla, www.vallam.es ha creado un sello de calidad que se entrega a las corporaciones que cumplen una serie de requisitos con sus trabajadores.
La idea es premiar a las empresas que han apostado por aumentar las habilidades de sus trabajadores a través de cursos. Reconoce, en definitiva, el esfuerzo de los dirigentes por contar con profesionales cualificados, en busca de un mejor servicio final para sus clientes.